El Pedal Aragonés

Para dar cauce a cualquier pensamiento ciclista

La bicicleta de Leonardo… no es de Leonardo

 

Nos hemos cansado de ver camisetas y dibujos de la famosa bicicleta de Leonardo descubierta finales del siglo pasado en el Codex Atlanticus. Lo que supuso inicialmente un bombazo  ha quedado en nada. Expertos en la obra de Leonardo llegaron a la conclusión (hace ya varios años) de que se trata de un dibujo añadido. ¿Cuándo? ¿De qué manera?

Al parecer fue en los años sesenta ()1966-1969) cuando apareció la bicicleta, cuando se acometió la restauración del Codex. La hoja 133 que aparecía doblada desde su recopilación en el S XV, al desdoblarse mostró la bicicleta cuyo dibujo nos hemos cansado de ver. Algunas hojas viajaron por media Italia con motivo de su descosido para ser restauradas o expuestas. En algún momento parece ser que alguien realizó el dibujo aprovechando dos círculos que sí eran de la época de Da Vinci.

La bicicleta presenta una cadena similar a las aparecidas en Madrid con motivo del descubrimiento del Codex Madrid. Alguien pudo pensar que si Leonardo ya avanzó en dibujos la cadena con engranaje en ruedas dentadas, la tracción en una bicicleta más o menos tosca no sería puesta en cuestión. Pero ocurre que hubo expertos que vieron el ese folio al trasluz antes de ser desdoblado (1961) y solamente vieron dos círculos junto a unos dibujos obscenos, seguramente de algún alumno de Leonardo.

Entre las razones que se barajan para justificar este hecho estaría la “carrera” por asignar a un país determinado la primacía o el descubrimiento del invento de la bicicleta. . Ya en 1891 el periodista francés  Louis Baudry de Saunier afirmó que la primera bicicleta (dos ruedas longitudinales  unidas por un nexo y empujadas con los pies fue el conde Mede de Sivrac, destronando en antigüedad al Baron Von Drais (alemán), pero fue otro francés, el periodista  Jacques Seray quien en 1990 demostró que la afirmación era falsa y que el citado conde de Sivrac nunca existió.

El profesor Hans Erhard Lessing, responsable de los museos de Mannheim y Karlsruhe desmontó la falacia italiana en una histórica conferencia en agosto de 1997 en la School of Art de Glasgow con motivo de la octava Conferencia Internacional de Historia del Ciclismo.

Hans-Erhard_Lessing_2013Dr  H.E. Lessing

Nos quedamos por tanto sin la simpática adjudicación de la bicicleta a Leonardo. Sin embargo, el artilugio seguirá presidiendo (reproducción en madera) numerosos museos y su estampa decorará miles de camisetas y merchandising en Florencia y media Italia. Alguien quiso barrer para Italia el invento de la bicicleta.

Lo cierto es que Leonardo no precisaba del invento de la bicicleta para ser considerado uno de los genios más importantes de la Historia de la Humanidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 31 diciembre, 2017 por en Sin categoría.

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: